BLOG | Artículos de Opinión

Hipotecas


“El “gatopardismo” o lo “lampedusiano” es en ciencias políticas el “cambiar todo para que nada cambie”, paradoja expuesta por Giuseppe Tomasi di Lampedusa (1896-1957). La cita original expresa la siguiente contradicción aparente: “Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”.( Google)

Ha cambiado la legislación y a partir de ahora los bancos están obligados a hacerse cargo de una serie de gastos que antes pagaban los prestatarios hipotecantes.

Para ver como han cambiado las cosas, imaginemos un préstamo hipotecario de 50.000 €, al plazo de veinte años, pagadero mediante 240 mensualidades vencidas, y con unos gastos iniciales de 1.000€.. Supongamos también que para este tipo de inversiones el banco acostumbre a percibir un interés del 6% anual.

Con el sistema anterior a la modificación, el Banco le concedería un préstamo de 50.000 € pagadero en 240 mensualidades que, calculadas al 6% anual tendrían un importe de 358,22 €. Pero de los cincuenta mil euros recibidos el cliente tendría que entregar mil de gastos, por lo que, de hecho, solo percibiría 49.000  y el pago de las cuotas mencionadas le representaría un interés real de poquito más del 6,25%.

Bien. Con la nueva legislación el Banco entregaría al cliente 50.000 y otros mil a los distintos perceptores, es decir, invertiría 51.000 €, que al 6% supondrían una cuota mensual de 365,38, Para poder obtener es ta cuota debería aplicar al préstamo de 50.000 un interés ligeramente superior al 6,25%, que es el tipo de interés que debe pagar el cliente y que figurará como tal en la escritura de hipoteca.

En realidad lo único que se ha conseguido es que el interés real figure en la propia escritura, mientras que en el sistema antiguo el interés nominal era siempre inferior al interés real soportado por el cliente. Pero en el fondo, nada ha cambiado, como era de esperar.

El poder es el poder, el que manda, manda, y cartucho al cañón.

El viejo refrán español que dice que “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”, podría fácilmente trasmutarse en “aunque el capitalismo se vista de socialdemocracia, capitalismo se queda”.

Juan García Caselles.

¿Quieres dejarnos algún comentario?

Tu email no será publicado, únicamente tu nombre y comentario.