BLOG | Poesía-Música

Silencio culpable.

Te ocultas.

Todo se estremece en tu interior.

Distraído mar que disimula

mientras de su fondo nace

una ferocidad febril, limitada luego

en movimientos.

Mar de falso chapotear sobre la arena,

fingido azul hipnotizante

ciega la mirada a sus entrañas corrompidas.

Reblandecido el tejido,

desde tiempo atrás,

muestra ya la herida sin fuego.

No te atreves y callas.

Cansada el alma sin mostrar su ardor.

Fatiga de esconderse, de atisbar desde rincones,

de eludir la mirada, extinguida y opaca.

Simulada agitación, extrema fuga de ti mismo.

De tu savia fulgente

capaz de vislumbrar el origen de los ecos.

Muerta la inquietud, con las dos manos ahogada.

Inaudibles

sus postreros efluvios,

desesperados, exhibiendo urgente el muro gris,

el parapeto donde esconder el hueco que queda

y no aparezca más, no afluya

la posibilidad de ser.

Andrés Pinar Godoy.
De su libro “Creo que te busco”.

¿Quieres dejarnos algún comentario?

Tu email no será publicado, únicamente tu nombre y comentario.