XVI FORO DEMOCRACIA E INDIGNACIÓN

Javier Ortiz Ahulló

GRUPO DE TRABAJO Nº1

La democracia secuestrada por los mercados

JAVIER ORTIZ AHULLÓ MODERADOR

Introducción

Asistieron a este Taller 22 personas (11 hombre y 11 mujeres) e hicieron uso de la palabra 15 (8 mujeres y 7 hombres) manteniéndose un interesante cruce de opiniones durante algo más de dos horas, que se nos hicieron cortas.

Se inició el trabajo del Grupo con el esperado desfogue de los participantes, al entrar a comentar la situación actual de Grecia, de rabiosa actualidad, situación que nos lleva a considerar el caso de España, criticando que, con nuestros impuestos, se esté ayudando a sostener nuestro Sistema Financiero.

Comparando ambas economías, se apunta que Grecia gasta más de lo que ingresa, desde la década de los 80. Ha mentido para entrar en la C.E.E. y lo peor del caso es que se les dejado mentir.

Conclusiones del Grupo de trabajo

Tras este inicio de amplia participación, intentaremos ahora resumir las intervenciones por bloques temáticos:

Crisis social

Si no cambiamos los criterios en nuestro comportamiento social, no podremos nunca modificar el Sistema, porque el Sistema somos todos y nos retroalimentamos con él.

El problema está en la crisis de valores, porque, la opinión generalizada, es que primero fue la crisis social, la crisis de la democracia y de ella se derivó la crisis económica.

El movimiento ciudadano debe influir para cambiar el Sistema y una de las medidas a tomar sería, por ejemplo, conseguir listas abiertas en las elecciones, como primer paso para conseguir la recuperación de una verdadera democracia basada en las personas.

Se insiste en que la sociedad ha perdido sus valores y se hace necesario defender la economía social frente a la economía especulativa.

A pesar de que lo político, lo social y lo económico parecen ser, en el fondo, una misma cosa, hay quien opina que los valores en que está basado lo social son muy diferentes a los valores en que se basa lo económico y eso hace muy problemático pensar que podemos fusionarlos como una misma cosa.

Debemos alcanzar resultados concretos y, en este sentido, debemos responsabilizarnos como ciudadanos y buscar procesos en los que las ideas encuentren su camino a través de los movimientos sociales.

También hay alguna opinión en cuanto a que el problema no es tanto institucional (listas abiertas ) como personal, incidiendo en la necesidad de que todos tengamos una participación activa dentro de las instituciones

Tan solo gestores… o algo más

Se expone que el lenguaje, a veces, es traicionero, y que en el fondo, los políticos no son de otra casta, sino gestores que nosotros que hemos puesto ahí y que deben dar cuenta de su gestión y hacerse responsables de los resultados de su actividad.

Y no deben ser simples tecnócratas. No nos vale sólo un gestor, si carece de principios, de valores, de ética. El político debería ser un modelo a seguir y jamás deberían servir interés alguno que no fuera el interés público.

Así pues, si reconocemos que los mercados tienen secuestrada nuestra democracia, ¿qué podemos hacer? Pues unirnos. Pero ¿nos hará falta un líder o una ideología…?

La importancia de la educación

La educación es fundamental para todos los asistentes y hay opiniones sobre que nuestros políticos actuales no sólo no están informados, sino que tampoco están formados. Incluso se registran opiniones de que muchos de ellos no están capacitados para las responsabilidades del cargo.

La sociedad debe invertir en la formación de sus miembros, porque eso, en definitiva, será lo que nos dé ese plus de calidad que necesitamos, para no ser sólo competitivos, sino, lo que es más importante, competentes.

Y para eso, no hay duda, la solución siempre la encontraremos en la educación, aunque los resultados sean apreciables a medio-largo plazo.

El binomio “Público-Privado”

Se manifiesta claramente un sentimiento: la gente busca la gestión privada, porque lo público no funciona.

Nos falta madurez a nivel social, para cuidad y valorar lo público.

El problema del sector público, es opinión compartida por todos, es el no-control.

En el sector privado existe el jefe, los objetivos y en definitiva, el control. Pero en el Sector Público, en general, no es así.

Y necesitamos lo político, lo público, porque somos sociales y esa sociabilidad forma parte de la condición humana.

Banca pública vs. Banca privada

El debate anterior nos lleva a plantearnos algunas preguntas en el ámbito bancario :
¿Por qué no pensar en la posibilidad de una Banca Pública, independiente de la Banca Privada?

¿No sería más barato, ayudar a la creación de esa Banca Pública, en vez de ayudar a unos Bancos Privados que siguen mal gestionados?

¿No sería más útil esa Banca Pública para nuestra sociedad actual…?

Un gobierno mundial

Hemos oído hablar de que para conseguir una sociedad más justa y solucionar unos problemas que escapan al ámbito nacional y que ya consideramos y admitimos como de nivel global, deberíamos aspirar a un Gobierno Mundial, pero esa posibilidad, provoca miedo en la mayoría de los asistentes a este Taller, además de parecer una utopía poner de acuerdo a 7.000 millones de habitantes de la Tierra para elegirlo.

¡Nos resulta difícil ponernos de acuerdo 22 personas en esta sala ! Imaginad lo que sería con 7.000 millones.

Por otra parte, hay quien manifiesta que ese Gobierno Mundial ya existe. Sólo debemos oficializarlo. Debemos darle rostro, nombre y apellidos y no esconderlo detrás de siglas como G-20

Otros temas que suscitan interés

  • ¿Qué es la renta básica en un estado democrático? Porque se comenta que hay países en los que la renta básica sería la que permitiría sobrevivir, la que te da para comer.
  • ¿Qué es el bono de la biodiversidad? Se afirma que hay países que compran hectáreas en la Oceanía, pagando 28 dólares por Ha. a los indígenas, y enviando millones de toneladas de CO2 a la atmósfera. Es el efecto de gases como el CO2 lo que está alterando el clima del planeta, según el Centro de Ciencias de la Atmósfera
  • ¿Dónde iría a parar la Tasa Tobin, caso de que se aceptara su aplicación?
  • Inculcar a los ciudadanos la necesidad de leer la letra pequeña de los documentos bancarios, educándolos en esa asignatura económica que la mayoría reconocen pendiente
  • Fomentar Foros de debate, Asociación de vecinos y Grupos de concienciación y presión social
  • Malestar por la utilización de los impuestos, ya que nos suben las cargas impositivas, pero no se ve en qué mejora la prestación de servicios públicos.
  • Inventar nuevos modelos para que esto funcione y, sobre todo, mantener viva la esperanza de que hay soluciones, hay alternativas.

La importancia de los valores

Finalizamos, conviniendo en la importancia de una ideología basada en valores.

Valores éticos que se impongan y estén por encima de los intereses políticos.

Y acabamos con una cita de Licurgo, legislador de Esparta:

El pueblo no obedece las Leyes, si no le dan ejemplo los Magistrados…

Cuenta la historia de Licurgo, que su compromiso con sus Leyes era tal, que tras hacer jurar a los espartanos que las acatarían hasta su regreso a la ciudad, se quitó la vida la vida al salir de ésta, para asegurar su aplicación perpetua.