XVII FORO CAMBIO DE CONSCIENCIA PARA UNA NUEVA ERA

Marita Macías

Presentación del XVII Foro Fundación Hugo Zárate

MARITA MACÍAS PRESIDENTA DE LA FUNDACIÓN HUGO ZÁRATE

Buenos días y bienvenidos al XVII Foro de la Fundación Hugo Zárate.

En primer lugar y en el capitulo de agradecimientos, el nuestro para Juan Soto nuestro conferenciante, para Inmaculada Roselló y para Andrés Igual por su colaboración en la coordinación de los grupos de trabajo. También para Reyes Arroyo que participará en la mesa de conclusiones.

Y obviamente gracias a Fundar por la cesión de sus instalaciones.

Nuestras amigas Lola y Satur os proporcionarán material impreso de ediciones anteriores, aunque no así del último foro, el del pasado año. La crisis, los recortes, las prioridades económicas de las instituciones, no pasan de ningún modo por colaborar con las organizaciones de la sociedad civil, por mínima y casi simbólica que fuese su aportación. Así que por esta razón, no podemos publicarlo en papel. Ahí no llegamos. Sí que hemos colgado todos los materiales en nuestra web como hemos hecho todos los años. Os recuerdo que el pasado foro trabajamos el tema “Democracia e Indignación” y que la ponencia la desarrolló Ricardo García Zaldívar, presidente de ATTAC España con el título “Las finanzas no deben gobernar el mundo”.

Vamos a escuchar en primer lugar a Juan Soto y después tomaremos un café aquí mismo. A continuación nos distribuiremos en los dos grupos, en los que ya os habréis inscrito. Terminaremos con la puesta en común de lo que hayan debatido y nos iremos a comer. A quien le apetezca venir, comeremos muy cerca de aquí y con un menú asequible. Por favor comunicarlo a la organización.

Cambio de consciencia para una nueva Era.
¿Por qué el tema elegido para este foro?

En estos 4 años, desde que estamos sumidos en esta profunda crisis que lo es sobretodo económica y financiera, pero también profundamente social y política, recibimos mensajes desde todos los ámbitos que nos abocan a un estado casi depresivo y proclive a acomodarnos con lo que esos mensajes intencionados quieren convencernos: de que la única solución posible es la total aceptación de lo que imponen los mercados y la Europa fuerte representada por Alemania. Y que además, nosotros somos los culpables de la situación, por haber vivido por encima de nuestras posibilidades. Son justificaciones para aplicar la más dura e injusta reglamentación laboral que nos llevan a los casi 6 millones de parados y paradas y todos los recortes inimaginables en los derechos sociales adquiridos en los últimos 30 años, con una sanidad, educación y servicios sociales en clarísima recesión y en manos del ámbito privado, porque los servicios públicos han pasado a ser en este país una pura entelequia y una oportunidad de negocio.

Ante esta realidad que está aconteciendo, pensamos que no solo hemos de estar alertas, pensar, movernos y actuar al respecto, sino que también deberíamos de organizarnos mejor y reflexionar juntos que estamos ante la posibilidad del gran cambio, de tomar consciencia que ese cambio de ciclo puede no ser solo económico sino un cambio de Era.

Y para ello trabajar mucho lo personal, lo que todos llevamos dentro, para desde ahí no sucumbir a los envites que cada día recibimos a través de los medios de comunicación y la propia vida cotidiana, y para ejercer la solidaridad y la comprensión con nuestro ámbito personal y más próximo.

Porque cuando pensamos en este foro, decidimos abordar la situación actual de nuestro país, pero no para reunirnos y con un quejido general de todos los presentes, marcharnos tristes y desesperanzados. No.

Desde el convencimiento de la fuerza interior que todos tenemos y de las posibilidades de encajar primero y superar después la situación, decidimos abordar este foro desde los parámetros de la confianza en nosotros mismos y de la certeza en la solución. Naturalmente que todo esto es muy difícil con la situación de desempleo que vivimos, pero lo que no debemos de consentir, es la aceptación de la situación y el permitir que el miedo entre en nuestros cuerpos paralizando nuestras voluntades y dominando nuestras mentes.

Nuestro deseo es marchar de este foro con las energías renovadas y con el reconocimiento de que hay formas de combatir esta situación y que para ser felices precisamos tener salud y sustento, pero que podemos eliminar muchas necesidades que nos hemos creado, o mejor dicho que nos han creado artificialmente y que no producen ninguna satisfacción personal y sí mucho derroche económico, consumista e insostenible.

Para ello tenemos con nosotros a Juan Soto, que como indicamos en la presentación es un “buscador en la filosofía oriental y diputado en las Cortes Valencianas”. Y hacemos hincapié en esta presentación porque en tiempos en los que el ser político es algo tan impopular, Juan representa el modo de hacer política tan contrario al que hoy está tan defenestrado.

Juan Soto, nació en Francia, es como él mismo define, un “yogadicto”, que creo, practica a diario. También es vegetariano. Comparte desde muy joven su pasión por la política, con el cultivo del crecimiento interior y de una espiritualidad propia.

Lleva en las lides de la política desde hace más de 30 años, en el Psoe, ejerciéndola con fervor y coraje primero en el Ayuntamiento de Xátiva y luego en el de Valencia. Actualmente es diputado autonómico. Siempre ha creído en un punto de encuentro entre el compromiso social y el trabajo interior, convencido que los cambios reales en la sociedad requieren un cambio interior para que arraigue.

Juan es patrono de la Fundación Hugo Zárate desde sus comienzos, permaneciendo fiel a ella y participando siempre que ha podido y se lo hemos solicitado. Pero además y sobretodo Juan es amigo. Le conozco desde el inicio de la década de los 80 en la que compartimos mucha militancia y esperanza en un momento político en España que no se ha vuelto a repetir, en el que todo estaba por hacer y todo era posible; eso sí nada fácil, pero desde la dialéctica y la reflexión. Fueron años que yo recuerdo con verdadera emoción y cariño, en los que Hugo y yo compartíamos contigo Juan, unas ilusiones y sueños maravillosos y viables.

Así que Juan nuestro agradecimiento por tu colaboración de hoy y mi cariño de siempre para ti. Adelante con tu intervención que has titulado: “Vivir despierto en tiempo de turbulencias“.